Luego de contarnos sobre caballos de cartoneros cordobeses, biomulas coloniales y narcomulas actuales, Adriana Bustos nos invita a pasar a su nueva muestra para compartir observaciones sagaces hechas dibujos, videos e instalaciones. “Recursos” es producto de una investigación sobre las urgentes condiciones del presente y su arqueología más reciente. ¿Cuáles son las materias primas, los productos y los residuos que procesa la (narco)máquina social contemporánea? Para responderse esta pregunta, y como los naturalistas de hace doscientos años, la artista viaja: las Yungas salteñas, museos, Medellín, archivos, Estambul, y Córdoba, siempre Córdoba.

Bibliotecas reales y virtuales fueron saqueadas en la búsqueda de información, de casos, anécdotas, pistas, índices, de una relación, de múltiples relaciones. La abundante información que ofrecen las obras interpela a lectores activos que nos demoramos en los textos visuales y sonoros como si se tratara de un viejo libro de Botánica de las Indias occidentales.

Al modo de imágenes producidas durante la ingesta de ayahuasca, las obras despliegan huellas y conexiones sin establecer líneas causales ni espacio-temporales. La yuxtaposición aparece como la estrategia poética privilegiada por Bustos para explorar el poder de la imagen y ocupar el espacio que la historia crea entre las palabras y las cosas, entre los tiempos coloniales y la era postcolonial, entre la Naturaleza y la Cultura. En esta tarea, Adriana se apoya en la teoría mimética del lenguaje planteada por Walter Benjamin y nos ofrece una serie de imágenes dialécticas con las cuales enfrentar a la máquina narcótica, embriagante y criminal, que se extiende a escala planetaria.

“Recursos” trata de la conversión del mundo en insumos para la producción de las moléculas y las imágenes que excitan nuestro sistema nervioso y al nervioso sistema social.

©Gustavo Blazquez Doctor en Antropología Social por la Universidad Federal de Rio de Janeiro, actualmente es Profesor Titular de Problemática de la Producción Artística en la Facultad de Filosofía y Humanidades, y Coordinador Académico del Posgrado en Gestión Cultural de la Universidad Nacional de Córdoba.

Buenos Aires, noviembre 2011